Santiago procesionará otro trono el Miércoles Santo.

La agrupación california encargará al imaginero cordobés Romero Zafra ‘El Lavatorio de los Pies’, un grupo escultórico para su nuevo tercio femenino.

¿Quieres ser fundadora? secretario@santiagocalifornio.es

Artículo publicado en La Verdad el 26/11/16.

La Agrupación de Santiago Apóstol vivirá la Semana Santa de 2017 como la de un año especial. No solo procesionará restaurada la imagen de su titular, que fue tallada hace 40 años por José Sánchez Lozano y que está recuperando la Consejería de Cultura, sino que también lucirá un tercio femenino.

Después de quince años de trabajo con la Cofradía California para buscar acomodo a su grupo de mujeres penitentes, de forma que tuvieran protagonismo propio y realzaran la representación de la Pasión, los santiaguistas y la hermandad ultiman un acuerdo. La idea original era que el nuevo tercio, que estará compuesto aproximadamente por medio centenar de féminas, formara parte de la procesión del Viernes de Dolores, la de la Virgen del Rosario y el Cristo de la Misericordia. No obstante, la agrupación pretende que sea en la del Miércoles Santo, la del Prendimiento.

De forma provisional, el tercio de las mujeres tendrá un hueco en el desfile del Martes Santo, el del traslado de los Apóstoles, a partir del próximo año 2017. Y pasaría a la jornada siguiente del ciclo pasional una vez que dispusiera de su propio trono. Se llamará “El Lavatorio de los Pies” y será un grupo escultórico que encargará la Agrupación al imaginero cordobés Francisco Romero Zafra, uno de los artistas de mayor prestigio.

Según informaron fuentes de la agrupación presidida por D. Manuel Salmerón Fuentes, el trono constará de cuatro imágenes: Jesús, Santiago, San Juan y San Pedro. La escena representará el momento en que Jesús lava los pies a su discípulo Santiago, ante la mirada del hermano de éste, San Juan, y la de un San Pedro que se niega a ser aseado por su maestro.

En la región, Romero Zafra está presente a través de dos imagenes de Cieza: la de “La Coronación de Espinas” de la Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús; y la de “Nuestra Señora de la Amargura”, de la Cofradía de la Santa Verónica. La primera se ve el Miércoles Santo y la segunda, el Viernes Santo.

Esta por decidir la ubicación, dentro de la procesión del Prendimiento, de este trono con los apóstoles a quienes en Cartagena se acompaña del calificativo de castrense, por estar asociados respectivamente al Ejército de Tierra (Santiago sale el Martes del Gobierno Militar y San Juan del Parque de Artillería) y a la Armada (San Pedro sale del Arsenal).

Según fuentes de la Agrupación, se debate si situarlo antes o después de la Santa Cena, pues <<hay margen, porque los Evangelios se refieren a que el Lavatorio tuvo lugar durante la cena>>.

Los Santiaguistas han anunciado ya oficialmente a sus componentes que el Cabildo de la Cofradía aprobó, el pasado día 14, que el tercio femenino de “El Lavatorio de los Pies” saldrá ya a la calle el próximo 11 de abril, Martes Santo.

El Cabildo autorizó <<todos y cada uno de los elementos para que las mujeres de este ansiado tercio salgan, hachote en mano, cuando se cumplen exactamente quince años desde su primera salida en procesión. El diseño del nuevo hachote es de Benedicto Martínez, de Redován (Alicante), y será realizado en metales ligeros bañados en oro y plata>>, informó la agrupación a través de su secretario, Vicente Juan Peña.

Hachotes, capuces y sudario.

El tercio estrenará capuces y portará su antiguo vestuario, adaptado por mujeres de la Agrupación encabezado por la camarera de los Zebedeos Paqui Hernández Pérez.

Los santiaguistas, que han agradecido el apoyo del Hermano Mayor, Juan Carlos de la Cerra, lograron también que la Cofradía acordara confeccionar un nuevo sudario. Es un diseño de Salvador de la Cerra Hódar, mayordomo-guardaalmacén, con motivos y flores que orlarán el medallón central, y con una pintura central de Gabriel Guillén Álvarez, caballero portapasos de la Agrupación.

En ella se ilustrará <<el momento en que Jesucristo se levanta durante la Última Cena y se pone a lavar los pies a los discípulos, como ejemplo del espíritu de servicio que ha de estar presente en los cristianos>>. En el sudario, bordado en oro sobre terciopelo rojo no faltarán los escudos de la Agrupación y la Cofradía.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario