Artículo nº3 – El Año Santo Jacobeo: reseña histórica y tradición

El primer Año Santo Compostelano fue establecido por el Papa Calixto II en 1122 a través de la bula papal denominada Omnipotentis Dispositione. Coincidiendo con la colocación de la última piedra de la Catedral de Santiago, Calixto II le otorgó el privilegio de celebrar a partir de 1126 el Año Santo Jubilar siempre que la festividad de Santiago Apóstol cayese en domingo. A partir de entonces, en Compostela se podrían conseguir las mismas gracias que se otorgaban en Roma en los Años Jubilares.

Desde entonces, celebramos el Año Santo, también denominado Año Santo Jubilar, Año Santo Compostelano o Año Santo Jacobeo (Ano Santo Xacobeo, en gallego), cuando el 25 de julio coincide en domingo. En los últimos dos siglos, esta coincidencia se dio siguiendo una cadencia de 6, 5, 6 y 11 años, de forma que en cada siglo se celebraron un total de 14 Años Santos. Hay una excepción a esta norma: cuando el último año de un siglo no es bisiesto. En este caso, pueden pasar 7 o 12 años hasta que el Día del Apóstol vuelva a coincidir en domingo y que, por tanto, sea Año Santo.

Siguiendo esta cadencia temporal, 2021 fue Año Santo, siendo una fecha especial, porque hace once años que no se celebraba. No obstante, las personas que no pudieron realizar durante ese año el Camino de Santiago o no pudieron viajar a Compostela no deben preocuparse, ya que el Papa Francisco ha prorrogado al Año Santo hasta el 2022, por la pandemia, tratando de evitar así aglomeraciones prohibidas o no aconsejadas.

Además, el 2021 fue el Año Santo número 120 de la historia de los Xacobeos. De la misma manera, tras estos dos años, nos esperan varios Años Santos seguidos: 2027, 2032 y 2038.

Alberto Montoya Gracia
Portapasos y directivo de la Agrupación de Santiago Apóstol

Santiago Apóstol de peregrino